Autónomos de Comisiones Obreras

Autónomos de Comisiones Obreras
Autónomos de Comisiones Obreras

lunes 5 de septiembre de 2016

La Economía Social

La denominada "economía social" dispone de una importancia relevante en muchas economías avanzadas. Los emprendedores sociales son motores de cambio y participan activamente para desarrollar y poner en práctica soluciones innovadoras a los principales retos económicos, sociales y medioambientales a los que se enfrenta la Unión Europea.

Economía social

Economía social

 Cooperativas o sociedades laborales son dos de las formas que adoptan esas organizaciones  que añaden a los objetivos propios del sector en el que actúan la satisfacción de objetivos de carácter social,  que van más allá de la búsqueda del beneficio de las sociedades mercantiles al uso. El conjunto supera las 42.000 organizaciones en nuestro país, con una facturación agregada considerable, de 52.000 millones de euros, y más de 2,2 millones de puestos de trabajos directos e indirectos.

Las empresas de economía social crean puestos de trabajo, aportan productos y servicios socialmente innovadores, facilitan la integración social y promueven una economía más sostenible y anclada a nivel local. Se basan en los principios de solidaridad y emancipación.
 
Son las cooperativas de distinta naturaleza las que disponen de un mayor peso económico. También las que han sufrido los rigores de la crisis, pero no más que el resto del sistema empresarial. La transferencia de empresas mercantiles a los trabajadores −o más exactamente: las transformaciones de sociedades de capitales en empresas propiedad de los trabajadores− es un fenómeno con una cierta tradición histórica, particularmente en las etapas de crisis económica. La transferencia de empresas a trabajadores es un proceso complejo que debe afrontar distintos tipos de riesgos y obstáculos, que pueden determinar el fracaso de la experiencia, sin embargo hay que destacar que  en muchos casos las empresas transferidas a los trabajadores bajo la forma de cooperativa o sociedad laboral han superado estas dificultades y con el tiempo se han convertido en actividades con niveles aceptables de sostenibilidad y rentabilidad. En el mundo de la economía social en las respuestas a la crisis han prevalecido los objetivos sociales diferenciales, con reducciones de empleo relativamente menores y con una distribución de los costes del ajuste menos asimétrica que en las empresas convencionales. Quizás porque en esas empresas de la economía social la solidaridad tiene un valor distinto. Quizás también porque sintonizan en mucha mayor medida con esa tendencia en las formas de "economía colaborativa" que están emergiendo de la mano de la extensión de las tecnologías de la información y de la comunicación.

Menor dispersión salarial y participación de los empleados en la toma de decisiones son rasgos que caracterizan a ese tipo de empresas de la economía social. Además del sector industrial, es en el sector primario donde el censo de cooperativas es mayor, incluidas las de naturaleza financiera.  Las cooperativas de crédito, a pesar de la severidad de la crisis, han garantizado una cierta defensa de la inclusión financiera. También en el sector de seguros, las mutualidades contribuyen a esa amortiguación de algunas consecuencias de la crisis.

Sintonía con las nuevas formas de economía colaborativa, mayor transparencia y participación en la toma de decisiones, y peso económico menos dañado por la crisis, son algunas de las consideraciones que el Parlamento Europeo ha tenido en cuenta a la hora de conceder mayor protagonismo a ese tipo de instituciones en la formulación de algunas políticas. En los últimos años, la economía social ha aumentado su visibilidad política como un sector que constituye un pilar importante, sobre todo en términos de empleo y cohesión social en Europa,
 
Las autoridades españolas deberían aprovechar la tradición asentada en nuestro país y cuidar la supervivencia exitosa de esos sectores. No tanto protegiéndolos frente a la competencia, sino estimulando su eficiencia y evitando penalizaciones. Fomentar y apoyar  la economía social como  un instrumento muy válido en un país con altos índices de desempleo,  en especial de desempleo juvenil, femenino y desempleo de larga duración.
 
Fuente: El país

La Economía Social

lunes 5 de septiembre de 2016

Áreas temáticas relacionadas

Autónomos y Economía Social - Noticias