Autónomos de Comisiones Obreras

Autónomos de Comisiones Obreras
Autónomos de Comisiones Obreras

lunes 14 de noviembre de 2016

GASTOS DEDUCIBLES PARA LOS AUTÓNOMOS

La ley permite deducirse parte de los gastos e impuestos, pero ojo, no todo vale. Depende de muchos factores, entre ellos el tipo de actividad o el régimen de tributación al que el profesional esté acogido. Y la interpretación de Hacienda, que en determinados casos es muy restrictiva.

Gastos trabajadores autónomos

Gastos trabajadores autónomos

En España hay más de tres millones de autónomos, la mitad de ellos personas físicas sin asalariados a su cargo. Los únicos gastos deducibles son los que están directamente vinculados con la actividad económica. Hay que distinguir entre los gastos a efectos de IRPF y los que reducen el IVA, que no siempre coinciden.

Es decir, hay que distinguir entre los gastos que permiten deducir el IVA en la liquidación trimestral y los que disminuyen la base imponible en la liquidación de la renta. Además, es necesario que estos estén debidamente justificados, reflejados en una factura cumplimentada con los datos del trabajador, ya que los tiques y los recibos solo se aceptan en estrictos casos de cara al IRPF. 

Los problemas surgen porque la normativa no recoge de manera expresa todos los gastos fiscalmente deducibles y algunos de los criterios utilizados son más bien subjetivos.

Gastos deducibles

Los trabajadores autónomos obligados a presentar la declaración del IVA deben reflejar en ella la diferencia entre el impuesto repercutido y el soportado; la cantidad ingresada de más se devuelve a la Agencia Tributaria. En otras palabras, solo se puede deducir el IVA de los gastos asumidos para ejercer la actividad. Según la normativa, solo se pueden deducir los gastos “afectos a la actividad económica”.

Se puede deducir el IVA de varios gastos, desde los consumos de explotación (aquellos que se refieren a bienes o servicios consumibles y necesarios para la actividad) a los de arrendamiento o cánones, como el pago del alquiler del local donde lleva a cabo su trabajo. También es deducible el IVA del honorario de profesionales independientes, como abogados o notarios, de los suministros de teléfono luz o gas y de los bienes de inversión, como sería un ordenador siempre que este sea necesario para desarrollar el trabajo. A la hora de elaborar la declaración de la renta también se pueden deducir gastos para reducir el importe a pagar al fisco, en línea general todos aquellos que se han tenido que soportar para realizar la actividad. Pero tanto en este momento como a la hora de elaborar la declaración del IVA hay que tener cuidado con algunos apartados.

Cuando el autónomo trabaja en su domicilio o se desplaza con el vehículo propio empiezan a surgir los problemas. Desde el año pasado, los autónomos que trabajan desde casa pueden desgravarse en su declaración los suministros del hogar, proporcionalmente al espacio utilizado. Al registrarse en el impuesto de actividades económicas (IAE) hay que especificar dónde se desarrolla la actividad y qué cantidad de la superficie total se ocupa.

Los gastos de viaje y o la comida de trabajo, por otro lado, siempre se pueden deducir si se presenta la factura correspondiente, a sabiendas de que habrá que estar preparados para demostrar que no fueron salidas de ocio. 

Los recibos de compras en el supermercado, bares, ropa (salvo la profesión lo justifique) o transporte público no son deducibles, así como no lo son bajo ningún concepto las multas y las sanciones, las pérdidas del juego, los donativos y las liberalidades o los gastos vinculados con paraísos fiscales. Si imputamos un gasto siempre lo tenemos que poder acreditar.
Fuente: elpais.com

GASTOS DEDUCIBLES PARA LOS AUTÓNOMOS

lunes 14 de noviembre de 2016

Áreas temáticas relacionadas

Autónomos y Economía Social - Noticias